Loading

wait a moment

Las matemáticas también son importantes en los juegos de ordenador

Ya todos lo sabemos, las matemáticas aburren a un montón de personas entre los que probablemente estés incluido tú, o quizás no. Aquello de sumar, restar, dividir, multiplicar, resolver ecuaciones, despejar incógnitas y todo aquello sencillamente parece no ir contigo.

No es nuestra intención hablar de la importancia de los números en esta ocasión, pero es importante resaltar siempre que hagas lo que hagas no debes olvidar lo cruciales que son para el desarrollo de muchas de las cosas (por no decir la mayoría) en tu día a día y de las que disfrutas. Un claro ejemplo de ello es el simple hecho de que estés leyendo este texto desde tu móvil, Tablet u ordenador.

Quizás tú seas de aquellos de los que prefiere quedarse en casa jugando en la Play Station o en el ordenador, algo más divertido que te genere más emociones que ver números por todos lados. Pues aquí tenemos la intención de demostrar que las matemáticas sí que se relacionan con los juegos al igual que con todo lo de la cotidianidad.

Desde el inicio

Las herramientas desde las que se programan los videojuegos están muy, pero que muy estrechamente relacionadas con los números. Lo que haría pensar que los programadores profesionales con solo saber de estos tendrían suficiente pero no es así. Estos profesionales deben tener conocimientos sobre otras ramas como álgebra, geometría e inclusive física.

A la hora de desarrollar el ambiente en el que se lleva a cabo la acción en sí, por más sencillo que parezca, se deben tomar en cuenta las distancias y los tamaños, además de la interacción que puede tener el o los personajes con ellos. Adicionalmente, el personaje en sí y la manera en que se desplaza en el ambiente, cuál es su magnitud y todo este tipo de variables están sujetas a la programación y a los números.

Los animadores son parte esencial de todo este proceso, por lo general suelen ser personas (al igual que todos los que se involucran en el proceso) bastante bien formadas en alguna ciencia y con buenos conocimientos de informática. De hecho, en algunas ocasiones las empresas que se dedican a desarrollar videojuegos buscan directamente a empleados que estén estudiando o se hayan graduado de ingeniería informática, física o matemática, todo con la firme intención de mejorar los estándares de calidad de los títulos y obviamente poder sacar ventaja por delante de la competencia.

Beneficios

Probablemente te estés preguntando si es posible aprender matemáticas jugando. La respuesta es que si bien puedes hacer algunos cálculos, a menos que seas un jugador profesional que realmente debe estudiar el juego en sí, será un poco difícil que aprendas algo realmente trascendental.

Aunque puedes conseguir algunas ventajas en cuanto a ti mismo se refiere, es decir, está demostrado que inclusive tus reflejos mejoran, tu coordinación, te vuelves más creativo, mejoras en cuanto a la toma de decisiones, etc. Aunque como dijimos antes, nada que ver con operaciones matemáticas complicadas.

No obstante, no todo está perdido. Puedes utilizar tu pasión por los juegos para animarte y aprender un poco más; comienza por investigar un poco e informarte acerca de la programación, y si verdaderamente te llama la atención puedes profundizar cada vez más. Quién sabe, puede que termines estudiando esto en una universidad y trabajando como desarrollador.