Loading

wait a moment

La importancia de las matemáticas en el fútbol

El fútbol es ese deporte que despierta pasiones a lo largo de todo el mundo sin importar colores, religión o procedencia. Casi todos alguna vez nos hemos alegrado, hemos reído o hemos llorado viendo a nuestro equipo o a nuestra selección. Sencillamente resulta muy complicado expresar lo que esta disciplina representa en la sociedad.

Al ser tan popular y tan seguido, además de ser considerado todo un fenómeno, naturalmente surgen ciertas comparaciones que pretenden “extrapolar” otras áreas al césped. Tal es el ejemplo de las matemáticas… ¿Tienen algo que ver?

Aquella ciencia que está repleta de números y cuyos máximos exponentes suelen ser la antítesis absoluta de lo que podríamos considerar alguien atlético. Ese “martirio” para muchos que representan las ecuaciones, los problemas matemáticos, inclusive sumar, restar, dividir o multiplicar. La respuesta es un rotundo sí, obviamente todo esto se puede llevar al campo.

Probabilidades

Lo primero que debemos comprender es que evidentemente el fútbol es un deporte y eso lo hace estar plagado de probabilidades y de números. Estos directamente son el reflejo de lo que se ve en la cancha. Es decir, si un equipo está llevando a cabo un planteamiento muy rudo y físico, en los números finales se podrá apreciar que la cantidad de faltas y tarjetas será mayor al de su rival.

Pero va más allá de eso, el juego está condicionado por el tiempo, lo que añade variables a las posibilidades de anotar un gol; ¿Será en el primer tiempo? ¿Será después del minuto 70’? ¿Será en el tiempo agregado?

Diseño

Las reglas del juego suelen variar (contrario a lo que se piensa comúnmente) con respecto a las dimensiones del terreno de juego. Aunque los parámetros están establecidos entre, de 90 a 120 metros de largo, y de 45 a 90 metros de ancho. Sí, así es, aquí también hay bastantes números.

Adicionalmente a todo lo que respecta a dimensiones (entre lo que también se incluye a las arquerías entre otras cosas), también juega un papel fundamental el balón. Aquellos que son de uso profesional suelen estar diseñados especialmente para dar las mejores prestaciones sobre el terreno de juego, para lo que efectivamente se necesitan las matemáticas.

Estadísticas

Como ya se mencionó anteriormente, los números en muchas ocasiones suelen ser el reflejo de lo que pasa en el campo, inclusive para medir el rendimiento histórico de un equipo o jugador y determinar quién pudo haber sido mejor (cosa que siempre y en absolutamente todos los casos irá adherido a un componente de subjetividad indiscutible). Tal es el caso del típico debate de si Maradona era mejor que Pelé, si Cristiano y Messi realmente están a la par, de si Ter Stegen rinde más que Oblak, etc. 

No hace falta más que mirar a aquellos testigos eternos de las jugadas de la antigüedad; las estadísticas. Si Pelé tiene más goles que Maradona no se podría decir directamente que es mejor pero sí es una buena herramienta y buen punto de partida.

En conclusión podemos decir que por mucho que una persona sienta aversión hacia las matemáticas y amor por el futbol no podrá nunca alejar una de la otra, y es que el simple hecho de que haya un marcador los unirá por todo el tiempo que dure su existencia.